Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

EL ARTE DE LA ESTRATEGIA

Puedes seguirnos en:

-???-


6 Leyes de Oro del Inversor en Bolsa

Finanzas personales. Emprender > Bolsa y mercados de valores

Seis consejos de sentido común sobre invertir en Bolsa cuyo frecuente incumplimiento se paga muy caro


Lenguaje corporal

El lenguaje silencioso que nunca miente explicado de forma fácil y sencilla.


Poder mental

Ni te imaginas lo que tu mente puede hacer por ti. Hipnosis, concentración, sueño, relajación, meditación, grafología, PNL...


Liderazgo y rendimiento

Las 21 leyes sobre liderazgo, los 7 hábitos de la gente realmente efectiva, el 8º hábito, método DAFO, la pirámide de Maslow, ...


Seducir y enamorar

¿Sabes todo sobre la seducción? Si te gusta seducir, esto te interesa. Ahora puedes descubrir todos los secretos para seducir.


Relaciones con las personas

Cómo conocer a las personas y relacionarte con ellas, ganar verdaderos amigos, técnicas de Persuasión y de Negociación, entrevista de trabajo, aumentar tu confianza y asertividad, ...


Finanzas personales

Cancelar deudas, ahorrar, ganar mas dinero, invertir, saber usar el dinero y cultura economica y financiera.


Estrategias de Oriente

Todas las tácticas y estrategias de China, Japón y de Asia en general. El Arte de la Guerra enfocado a cómo ganar las batallas cotidianas...


Estrategias de Occidente

Todas las tácticas y estrategias de Occidente en general. Clausewitz, Maquiavelo, Napoleón... Cómo obtener el éxito y salir victorioso

"Inversor prudente" es un pleonasmo, una repetición innecesaria de palabras

"Margen de seguridad" se puede referir a una operación de inversión en concreto o a la tarea de invertir en la bolsa en general. Aquí se emplea en el segundo sentido, para establecer un posible decálogo, o reglas para jugar al poker bursátil sin ser un ludópata compulsivo.


6 Leyes de Oro del inversor en la Bolsa

(1) Tener unas expectativas de rentabilidad realistas, para no avivar ni el entusiasmo ni el desánimo.
7%-10% de rentabilidad anual son números realistas. Una buena aproximación para forjar expectativas es enmarcarlas entre la rentabilidad exigida a los bonos del tesoro y este mismo número más la inflación (por ejemplo el IPC).
Así, a comienzos de 1995 con una rentabilidad exigida a los bonos del 12% y una inflación del 5%, las expectativas estarían entre un mínimo del 12% y soñar con ver revalorizaciones de la cartera de inversión del 17% anual.

(2) No concentrar las compras en un auge del mercado.
Corolario: diversificar en el tiempo. La bolsa abre todos los días, todos los años.

(3) No concentrar las compras en valores poco representativos del mercado.
Corolario: el dinero gordo en valores gordos.
Los experimentos con gaseosa: mientras más lejos del núcleo del mercado, más pequeña debe ser la exposición en un valor.

(4) No comprar el valor más caliente del sector más caliente.
Corolario: nunca comprar un valor que es la primera vez que se lee su nombre o los motivos para comprar.
Cada inversor tiene sus tiempos de noviazgo y enamoramiento, de rondar antes de casarse con un valor. Algunos planean como un buitre durante años. Otros caen bajos los encantos en unos meses... Incluso (estas cosas ocurren) se puede caer en un flechazo... en un par de meses o semanas. Pero ¡¿en cinco minutos?!, en lo que se tarda en leer una página... Eso no puede ser un jugador de poker, sino más bien la desaforada inquietud de "un recluta en Ibiza".


6 Leyes de Oro del inversor en la Bolsa

(5) Repetir el mantra sagrado: "meditar la solidez, meditar la exposición, meditar la diversificación".
No es imprescindible viajar a Katmandú, ni raparse al cero, ni orientarse hacia la Meca u otra ciudad sagrada.
- Al meditar la solidez hay que tener en cuenta con qué tipo de valores se está jugando.
- Al meditar la exposición hay que tener en cuenta que cualquier idea de inversión, por entusiasmante que parezca, puede resultar un fiasco.

Corolario: ninguna apuesta merece un "Do de pecho".

- Al meditar la diversificación hay que tener en cuenta que una empresa enorme proporciona una diversificación similar a cuatro o cinco valores medianos, pues las acciones de las empresas enormes son ya pequeños fondos de inversión, al representar tres o cuatro tipos de negocios.

(6) Un límite del precio. "Incluso un límite absurdo es mejor que ningún límite" (Graham).
La mayoría de los autores recomiendan comparar el PER de una acción con el PER del mercado y con el PER de sus colegas en el mismo sector. Habitualmente esto no sirve para nada.

Establecer un límite en el precio a pagar no se puede resolver con una simple receta; pero algo es mejor que nada. Ciertamente el "precio de un nieto para su abuela" es simplemente infinito. Pero infinito parece un precio un poco alto. Algunos han situado el límite de la "manga ancha del kimono" en un PER de 40. ¿Por qué este número? Seguramente por las siguientes razones:

- La frontera de lo justificable para acciones de crecimiento, tanto teórica como históricamente, parece que está en un PER similar a dos veces o poco más de dos veces la tasa de crecimiento observada del beneficio.
- Se cuentan con los dedos de una mano las empresas que han logrado mantener tasas de crecimiento por encima del 20%.
- Y es una imprudencia creer en tasas más fuertes que las ya observadas; pues ya es bastante apuesta, e inquietante apuesta, apostar a su continuación.


Fuente: www.revistadebolsa.com

La Ciencia de Hacerse Rico


Wallace Wattles

La llave de la riqueza no tiene nada que ver ni con el ahorro ni con la posesión previa de dinero.

El autor basa su libro en sus estudios a los largo de los años de las razones del éxito profesional y personal y propone un texto de crecimiento personal que desvela lo que, para Wattles, son principios universales con una efectividad demostrada a lo largo de los años.

Este libro es para "aquellos que quieren hacerse ricos primero y filosofar después".

Se publicó originalmente en 1910 y que sirvió de inspiración para otras obras basadas en el éxito personal.

Las bases de hacerse rico son el cambio de actitud, la solidaridad, la creatividad y la imaginación.

¿Sabía que Rhonda Byrne dijo que la inspiración para escribir el libro "El Secreto" fue su acercamiento a "La ciencia de hacerse rico" de Wattles?

Descargar ahora Demo Libro PDF


-???- | -???-