Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

EL ARTE DE LA ESTRATEGIA

Puedes seguirnos en:

-???-


Personalidad seductora. El cándido

El Arte de la Seducción > Cómo crearte una personalidad seductora

La niñez es el paraíso dorado que, consciente o inconscientemente, en todo momento intentamos recrear.

El
cándido personifica las añoradas cualidades de la infancia: espontaneidad, sinceridad, sencillez. En presencia de los cándidos nos sentimos a gusto, arrebatados por su espíritu juguetón, transportadas a esa edad de oro. Ellos hacen de la debilidad virtud, pues la compasión que despiertan con sus tanteos nos impulsa a protegerlos y ayudarlos. Como en los niños, gran parte de esto es natural, pero otra es exagerada, una maniobra intencional de seducción. Adopta la actitud del cándido para neutralizar la reserva natural de la gente y contagiarla de tu desvalido encanto.


Lenguaje corporal

El lenguaje silencioso que nunca miente explicado de forma fácil y sencilla.


Poder mental

Ni te imaginas lo que tu mente puede hacer por ti. Hipnosis, concentración, sueño, relajación, meditación, grafología, PNL...



Liderazgo y rendimiento

Las 21 leyes sobre liderazgo, los 7 hábitos de la gente realmente efectiva, el 8º hábito, método DAFO, la pirámide de Maslow, ...


Seducir y enamorar

¿Sabes todo sobre la seducción? Si te gusta seducir, esto te interesa. Ahora puedes descubrir todos los secretos para seducir.


Relaciones con las personas

Cómo conocer a las personas y relacionarte con ellas, ganar verdaderos amigos, técnicas de Persuasión y de Negociación, entrevista de trabajo, aumentar tu confianza y asertividad, ...


Finanzas personales

Cancelar deudas, ahorrar, ganar mas dinero, invertir, saber usar el dinero y cultura economica y financiera.


Estrategias de Oriente

Todas las tácticas y estrategias de China, Japón y de Asia en general. El Arte de la Guerra enfocado a cómo ganar las batallas cotidianas...


Estrategias de Occidente

Todas las tácticas y estrategias de Occidente en general. Clausewitz, Maquiavelo, Napoleón... Cómo obtener el éxito y salir victorioso

Los niños no son tan inocentes como nos gusta imaginarlos. Sufren desamparo, y advierten pronto el poder de su encanto natural para compensar su debilidad en el mundo de los adultos. Aprenden un juego: si su inocencia natural puede convencer a sus padres de ceder a sus deseos, entonces es algo que pueden usar estratégicamente en otros casos, exagerándolo en el momento indicado para salirse con la suya. Si su vulnerabilidad y debilidad son tan atractivas, pueden utilizarlas para llamar la atención. ¿Por qué nos seduce la naturalidad de los niños?



Primero, porque todo lo natural ejerce un raro efecto en nosotros. Desde el inicio de los tiempos, los fenómenos naturales - como rayos y eclipses - han infundido en los seres humanos una reverencia teñida de temor. Cuanto más civilizados somos, mayor es el efecto que los hechos naturales ejercen en nosotros; el mundo moderno nos rodea de tantas cosas manufacturadas y artificiales que algo repentino e inexplicable nos fascina. Los
niños también poseen este poder natural; pero como son inofensivos y humanos, resultan menos temibles que encantadores. Casi todos nos empeñamos en complacer, pero la gracia de los niños ocurre sin esfuerzo, lo que desafía toda explicación lógica, y lo irracional suele ser peligrosamente seductor.

Más aún, un
niño representa un mundo del que se nos ha desterrado para siempre. Como la vida adulta es aburrida y acomodaticia, nos creamos la ilusión de que la infancia es una especie de edad de oro, pese a que a menudo pueda ser un periodo de gran confusión y dolor. Aun así, es innegable que la niñez tuvo sus privilegios, y que de niños teníamos una actitud placentera ante la vida. Frente a un niño particularmente encantador, solemos ponernos nostálgicos: recordamos nuestro maravilloso pasado, las cualidades que perdimos y que quisiéramos volver a tener. Y en presencia del niño, recuperamos un poco de esa maravilla. Los seductores naturales son personas que de algún modo evitaron que la experiencia adulta las privara de ciertos rasgos infantiles. Estas personas pueden ser tan eficazmente seductoras como un niño, porque nos parece extraño y asombroso que hayan preservado esas cualidades. No son literalmente semejantes a niños, por supuesto; eso las volvería detestables o dignas de lástima. Más bien, es el espíritu infantil lo que conservan. No creas que esta puerilidad es algo que escapa a su control. Los seductores naturales advierten pronto el valor de preservar una cualidad particular, y el poder de seducción que ésta contiene; adaptan y refuerzan los rasgos infantiles que lograron mantener, justo como el niño aprende a jugar con su natural encanto. Esta es la clave.



Tú puedes hacer lo mismo, porque dentro de todos nosotros acecha un
niño travieso que pugna por liberarse. Para hacer esto en forma satisfactoria, tienes que poder soltarte en cierto grado, pues no hay nada menos natural que parecer indeciso. Recuerda el espíritu que alguna vez tuviste; permítele volver, sin inhibiciones. La gente es mucho más benigna con quienes llegan al extremo, con quienes parecen incontrolablemente ridículos, que con el desganado adulto con cierta vena infantil. Recuerda cómo eras antes de ser tan cortés y retraído. Para asumir el papel del cándido, ubícate mentalmente en toda relación como el niño, el menor.



Más que ningún otro comediante,
Chaplin provocaba una mezcla de risa y tristeza. Hacía que uno se identificara con él como la víctima, que sintiera lástima por él como por un perro callejero. Se reía y se lloraba. Y el público sentía que el papel que Chaplin ejecutaba venía de muy dentro: que era sincero, que en realidad se interpretaba a sí mismo. Años después de su comienzo, era el actor más famoso del mundo. Había muñecos, historietas y juguetes con su figura; sobre él se escribían canciones y relatos; Chaplin se convirtió en un icono universal. En 1921, cuando regresó por primera vez a Londres después de su partida, lo recibieron grandes multitudes, como en el triunfal retorno de un gran general. Los mayores seductores, aquellos que seducen al gran público, naciones, al mundo, tienden a explotar el inconsciente colectivo, así que hacen reaccionar a la gente en una forma que ésta no puede entender ni controlar. Chaplin dio inadvertidamente con este poder cuando descubrió el efecto que podía ejercer en el público al exagerar su debilidad, sugiriendo con ello que tenía una mente de niño en un cuerpo de adulto.



A principios del siglo XX, el mundo cambiaba radical y rápidamente. La gente trabajaba cada vez más tiempo en empleos crecientemente mecanizados; la vida era cada vez más inhumana y cruel, como lo evidenciaron los estragos de la primera guerra mundial. Atrapadas en medio del cambio revolucionario, las personas añoraban una infancia perdida que imaginaban como un próspero paraíso. Un
niño adulto como Chaplin posee inmenso poder de seducción, porque brinda la ilusión de que la vida fue alguna vez más simple y sencilla, y de que por un momento, o mientras dura el filme, es posible recuperarla. En un mundo cruel y amoral, la ingenuidad tiene enorme atractivo. La clave es sacarla a relucir con un aire de total seriedad, como lo hace el hombre maduro en la comedia formal. Pero es más importante aún despertar compasión. La fuerza y el poder explícitos rara vez son seductores; nos vuelven aprensivos o envidiosos. El camino real a la seducción consiste en acentuar la propia indefensión y vulnerabilidad. No hagas esto en forma obvia; si parece que suplicas compasión, semejarás estar necesitado, lo cual es completamente antiseductor. No te proclames desvalido o víctima; revélalo en tu actitud, en tu perplejidad. Una muestra de debilidad "natural" te volverá adorable al instante, con lo que reducirás las defensas de la gente y la harás sentir al mismo tiempo deleitosamente superior a ti. Ponte en situaciones que te hagan parecer débil, en las que otra persona tenga la ventaja; ella es la abusiva, tú el cordero inocente. Sin el menor esfuerzo de tu parte, la gente sentirá compasión por ti. Una vez que sus ojos se nublen con una bruma sentimental, no verá cómo la manipulas.

Fuente: EL ARTE DE LA SEDUCCION, Robert Greene

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR:

10 señales para detectar el lenguaje corporal de los celos

¿Quién no ha sentido
celos en algún momento de su vida? Es una emoción básica, un sentimiento perfectamente natural que difícil de definir hasta que lo experimentamos. ¿Será posible saber si otra persona se siente celosa?

10 Estrategias para enamorar a un hombre

Estrategias y pautas para enamorar a un hombre, que no es lo mismo que seducir a un hombre.



Como controlar los celos

Trucos y consejos para aprender a controlar, superar y evitar los
celos de pareja. Para descubrir cómo controlar los celos, lo primero que has de hacer es pararte a pensar en el daño que te puedes hacer a ti mismo y a tu pareja

Cómo conocer a las personas por su lenguaje corporal

Leonardo Ferrari

Mas allá de las palabras, el cuerpo no miente

¿No sería fantástico leer los pensamientos de los demás e influir en ellos? Ahora puedes conocer los secretos de este lenguaje silencioso y que nunca miente.
Descargar Demo libro PDF


¿Has pensado que tu postura te hace transparente?

Ahora puedes entender los gestos

Descubre cómo funcionan los indicadores en lenguaje corporal

Digamos la verdad somos animales territoriales

Cómo usar el lenguaje corporal en la negociación y en entrevistas de trabajo

Los secretos para imponer nuestra personalidad

¿Sabes los gestos por los que puedes detectar mentiras?

Cómo influir en las personas con la Programación Neuro-Lingüística y lenguaje corporal

Si te gusta seducir, esto te interesa

El Arte de la Seducción

Seducir, enamorar, atraer, personalidad seductora, conquistar, ligar...

Las 30 Reglas para seducir
Descubre cómo enamorar a una mujer en 10 minutos
Los trucos secretos para seducir
8 signos clásicos que delatan al infiel
8 signos clásicos que delatan al infiel - PARA ELLOS
8 signos clásicos que delatan al infiel - PARA ELLAS
Enamoramiento
Amor a primera vista
Ahora puedes usar la teoría de la plancha
¿Se liga por Internet?
Descubre ahora "El juego de la Seducción"
9 claves para que una relación sea duradera
Como besar bien
Los 8 tipos de anti seductores
Las 8 fases de la seducción
9 estrategias para tener una personalidad seductora
10 gestos de que le gustas a una mujer
10 gestos de que le gustas a un hombre
Estrategias para dominar los celos
Reglas del uso del teléfono en la seducción
Estrategias para seducir en tan solo 10 pasos
Las 7 leyes de la seducción
Personalidad seductora. La coqueta
5 estrategias para cortar una relación
Ligar con un hombre es tan fácil que carece de valor
Personalidad seductora. El carismático
10 signos que anuncian que tu relación está terminada
Lenguaje corporal para seducir a un hombre
Estrategias de Seducción. Elige la víctima correcta
Estrategias de Seducción. Crea una falsa sensación de seguridad, acércate indirectamente
Estrategias de Seducción. Emite señales contradictorias
Estrategias de Seducción. Aparenta ser un objeto de deseo, forma triángulos
Estrategias de Seducción. Engendra una necesidad, provoca ansiedad y descontento
Estrategias de Seducción. Domina el arte de la insinuación
Estrategias de Seducción. Crea tentación
Personalidad seductora. La sirena
Trucos conversacionales. Tener empatía
Seducción y lenguaje corporal. La mirada
9 estrategias para coquetear
10 señales para detectar el lenguaje corporal de los celos
10 Estrategias para enamorar a un hombre
Como controlar los celos
7 estrategias de lenguaje corporal de una buena seductora
10 estrategias para seducir a un hombre
Personalidad seductora. El amante ideal
Personalidad seductora. El dandy
22 leyes de seducción para mujeres
Personalidad seductora. El cándido
Cómo ligarse a una amiga en 5 pasos y convertirla en tu novia
Personalidad seductora. El encantador
Por qué los hombres utilizan frases estúpidas para ligar

 


-???- | -???-