Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

EL ARTE DE LA ESTRATEGIA

Puedes seguirnos en:

-???-


La voluntad de cambiarse a uno mismo

Liderazgo y rendimiento > Rendimiento > Rendimiento. Desarrollo personal

Si algo es constante en nuestra vida y en la naturaleza, ese algo es el cambio. A veces los cambos se imponen, mientras que otras los queremos pero no logramos llevarlos adelante. ¿Qué hacer entonces en esa circunstancia? Siga leyendo


La voluntad de cambiarte a tí mismo

Sin importar de qué se trate, o de si nos gusta o nos disgusta, algo absolutamente cierto es que todo cambia en todo momento, por lo que eso que las cosas son el día de hoy, dejarán de serlo en alguna forma el día de mañana.

Es un hecho cierto que objetos, situaciones y personas, se ven sometidas de manera permanente a las imponentes fuerzas de la transformación. Esto, como evento natural, no es necesariamente un problema, salvo cuando nos sorprende y desafía; cuando nos coloca frente a situaciones incómodas o inmanejables.

Muchos de los cambios que vivimos se producen sin que los notemos, pues no siempre las transformaciones que experimentamos han sido previamente planeadas y a veces ni siquiera podemos controlarlas, por lo que nos toca enfrentar sorpresas e incomodidades.

Aunque es ya un conocido cliché, los humanos somos seres de hábitos que justo por esa misma razón resistimos el cambio. Nuestra tendencia es la de quedarnos anclados en ciertos hábitos, especialmente en los que nos producen placer o satisfacción. Así, desarrollamos mecanismos para resistirnos a buena parte de lo que vemos como nuevo, impredecible e incontrolable.

Acerca de los cambios involuntarios, además de actuar proactivamente y atender de manera sistémica o global los aspectos prioritarios, no es mucho lo que podemos hacer. En cuanto a los cambios que en alguna medida podemos predecir o controlar, estos deben realizarse considerando varios aspectos: Los cambios deben realizarse de manera integral o equilibrada. Esto significa que debemos atender varias pareas de nuestra realidad personal u organizacional: Atender salud, relaciones, trabajo y dinero e interioridad, es mejor que poner toda la atención únicamente en el dinero o en las relaciones. Como un automóvil, requerimos que todos los sistemas funcionen para que el vehículo se mueva de manera estable.



Es más fácil controlar un cambio a la vez, en lugar de enfrentar varios cambios simultáneamente. Mudarse, divorciarse y vender el automóvil, pueden acabar con cualquiera, si todo se atiende al miso tiempo. La saturación de cambios es, por salud, una mala idea. Todos tenemos un nivel de resistencia al estrés del cambio que conviene conocer y respetar.

Además, los cambios deben realizarse gradualmente y no precipitadamente. Esto a menos que la situación nos empuje u obligue. Busquemos un ritmo que no nos desestabilice.

El cambio debe ser abordado e manera responsable. Resulta infantil asumir el cambio como un chiquillo regañado. Si hay algo que hacer, busquemos el lado positivo y asumamos con madurez la decisión de movernos en otra dirección.

A veces nos detenemos y aferramos a excusas que impiden o retarden el cambio. Justificarse o autoengañarse con creencias autolimitadoras, sólo genera conflictos y crisis individuales y grupales. Es necesario observarse y detectar las trampas mentales que cierran la posibilidad al progreso, al bloquear lo novedoso, lo creativo, lo diferente.

Las tensiones que acompañan al cambio, pueden hacernos creer que estos son complicadores, y que debemos detenernos o retroceder. En realidad, sucede lo contrario, pues los cambios suelen ser más beneficiosos que perjudiciales, sobre todo cuando obedecen a lo planificado, o surgen como consecuencia natural de nuestro proceso evolutivo. Incluso, hay cambios que ni pueden ni deben posponerse.

Existen varios escenarios en los que podemos intervenir o influir para producir cambios en los resultados que obtenemos. El nivel del pensamiento, que es donde todo comienza, al menos desde el punto de vista psicológico tradicional. Como se piensa, se vive. Dependiendo del mapa, así será la ruta y por ende el destino al que se arribará.



El nivel emocional, que deriva del pensamiento, ya que, en condiciones normales, primero pensamos, luego sentimos y después actuamos. Y es un hecho que cada emoción tiene su propio paquete de reacciones. Las emociones nos hacen tan predecibles, que existe toda una propuesta de Ronald Hubbard acerca de cómo seleccionar personal en razón de sus tendencias emocionales observables.

Uno de los niveles más importantes de cambio es el del lenguaje. Pienso, como Rafael Echeverrría, que "los humanos nos hacemos en el lenguaje", por lo que al cambiar nuestro lenguaje, cambia nuestra percepción, nuestra fisiología y nuestra realidad.

Se ha dicho que sufrimos pues poseemos cierta incapacidad para aceptar las cosas como son. Nos resulta bastante difícil manejar con normalidad el cambio frecuente. Como premisa, podemos establecer que a menor resistencia al cambio, menos sufrimiento y por consecuencia, menos crisis. Aunque, claro está, en ocasiones, nos beneficiamos al ofrecer resistencia a cambios que nos hubiesen perjudicado.

Por fortuna, podemos aminorar el trauma derivado del hecho de tener que cambiar. Algunas técnicas que nos ayudan a preparar nuestra mente y hacernos más receptivos a lo nuevo, que han sido propuesta por los teóricos de la
Programación Neurolinguística (PNL), son:

-La afirmación (decretar verbalmente el cambio como realizado y satisfactorio)
-La visualización (imaginar el cambio realizado y satisfactorio)
-El modelaje (imitación de quienes saben manejar los cambios positivamente); -El reencuadre (interpretación positiva de todo cambio necesario o irremediable)

Creo que nos convendría trabajar para vencer los enemigos del cambio, tales como: El confort, el hábito, la inacción, el apego y el temor. Quizás sea este un buen momento para elegir mirar los procesos de cambio como positivos, al menos en cierta forma. Aceptemos que todo cambia, siempre, en todo momento y que ese cambio es desapego y evolución. Como cada persona lo tome y lo maneje, depende de su nivel de conciencia, disposición y flexibilidad.

Renny Yagosesky
Licenciado en Comunicación Social. Escritor de 5 libros de Autosuperación y Asesor de Imagen especializado en Comunicación. http://www.laexcelencia.com


Fuente: http://www.liderazgoymercadeo.com/artic_detalle.asp?act=n&id_articulo=656


Lenguaje corporal

El lenguaje silencioso que nunca miente explicado de forma fácil y sencilla.


Seducir y enamorar

¿Sabes todo sobre la seducción? Si te gusta seducir, esto te interesa. Ahora puedes descubrir todos los secretos para seducir.


Poder mental

Ni te imaginas lo que tu mente puede hacer por ti. Hipnosis, concentración, sueño, relajación, meditación, grafología, PNL...



Liderazgo y rendimiento

Las 21 leyes sobre liderazgo, los 7 hábitos de la gente realmente efectiva, el 8º hábito, método DAFO, la pirámide de Maslow, ...


Relaciones con las personas

Cómo conocer a las personas y relacionarte con ellas, ganar verdaderos amigos, técnicas de Persuasión y de Negociación, entrevista de trabajo, aumentar tu confianza y asertividad, ...


Finanzas personales

Cancelar deudas, ahorrar, ganar mas dinero, invertir, saber usar el dinero y cultura economica y financiera.


Estrategias de Oriente

Todas las tácticas y estrategias de China, Japón y de Asia en general. El Arte de la Guerra enfocado a cómo ganar las batallas cotidianas...


Estrategias de Occidente

Todas las tácticas y estrategias de Occidente en general. Clausewitz, Maquiavelo, Napoleón... Cómo obtener el éxito y salir victorioso


Cómo superar el fracaso y obtener el éxito

Napoleón Hill
Descargar Demo Libro en PDF


Receta para el éxito: un plan solido, la identificación de debilidades y la explotación de las fortalezas


Podemos llegar a ser unos seres exitosos y lograr la obtención de riquezas, aplicando las herramientas que él menciona

Una de esas herramientas es el liderazgo del cual menciona los atributos y las causas mas frecuentes de fracasos del liderazgo

Cualquier persona (QUE QUIERA Y SE LO PLANTEE) pueda crear su plan solido y utilizar todas las herramientas para formarse como un nuevo líder y así generar las riquezas que desee

Toda que desee ofrecer sus servicios debe conocer sus fortalezas (para explotarlas) y también sus debilidades (para mejorarlas y si es posible desaparecerlas). El libro ofrece un instrumento de autoevaluación para evaluar nuestras fortalezas y debilidades


-???- | -???-