Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

EL ARTE DE LA ESTRATEGIA

Puedes seguirnos en:

-???-


Enamoramiento: Cómo elegimos pareja

El Arte de la Seducción > Cómo enamorar

Henry Landrú fue un seductor que captó con lucidez qué buscaban las mujeres a las que quería conquistar. A finales del siglo XIX, las viudas de cierta edad -su “público”- se sentían atraídas por los caballeros respetables. Para detectarlos, usaban parámetros que ellas consideraban como infalibles: el atractivo físico, la elegancia en el vestir, el porte en la gesticulación o la elección de temas de conversación apropiados (no incluir, por ejemplo, sexo o dinero).


Lenguaje corporal

El lenguaje silencioso que nunca miente explicado de forma fácil y sencilla.


Seducir y enamorar

¿Sabes todo sobre la seducción? Si te gusta seducir, esto te interesa. Ahora puedes descubrir todos los secretos para seducir.


Poder mental

Ni te imaginas lo que tu mente puede hacer por ti. Hipnosis, concentración, sueño, relajación, meditación, grafología, PNL...



Liderazgo y rendimiento

Las 21 leyes sobre liderazgo, los 7 hábitos de la gente realmente efectiva, el 8º hábito, método DAFO, la pirámide de Maslow, ...


Relaciones con las personas

Cómo conocer a las personas y relacionarte con ellas, ganar verdaderos amigos, técnicas de Persuasión y de Negociación, entrevista de trabajo, aumentar tu confianza y asertividad, ...


Finanzas personales

Cancelar deudas, ahorrar, ganar mas dinero, invertir, saber usar el dinero y cultura economica y financiera.


Enamoramiento: Cómo elegimos pareja



Este personaje aprendió a pasar holgadamente todas esas pruebas. A pesar de ser una persona rácana y con tendencias morbosas hacia la sangre y las vísceras, consiguió la apariencia de un buen caballero. Gracias a eso, sedujo a cientos de mujeres. A una decena de ellas las asesinó con el único fin de quitarles sus –a veces paupérrimos– ahorros. Su encanto era tan notable que, cuando se le juzgó a principios de los años veinte, las crónicas de la época olvidaban la brutalidad de sus crímenes para centrarse en su forma de vestir y en su cautivadora conversación. De hecho, en las películas que le han dedicado –directores tan conocidos como Charles Chaplin o Claude Chabrol– el personaje sigue siendo tratado como un individuo galante y cautivador a pesar de su mugrienta vida de asesino usurero.

Decididamente, nuestra forma de enamorarnos excluye parámetros que creemos importantes e incluye otros de los que no somos conscientes e influyen decisivamente. Uno de estos factores inconscientes es la belleza. Aristóteles (un filósofo que solía poner el dedo en la llaga) decía que “la belleza física valía más que cualquier carta de presentación”. Hay muchas investigaciones acerca de la influencia de esa variable a la hora de ser objeto de preferencia de los demás. El psicólogo canadiense Michael Efran, de la Universidad de Toronto, por ejemplo, ha hecho muchos experimentos que muestran que éste es un factor fundamental a la hora de decidir si prestamos atención a alguien. Todos ofrecen el mismo resultado: estamos mejor predispuestos hacia los más guapos, pero no somos conscientes del influjo que tiene el atractivo.

Los patrones que guían nuestra elección

Desde las pioneras teorías de Desmond Morris hasta los escritos recientes de David M. Buss ha habido muchos científicos que afirman que nuestra selección está guiada por patrones (hombres musculosos y grandes, mujeres con caderas amplias y pechos grandes) que aumentan la posibilidad de que nuestros genes se reproduzcan. Desde ese punto de vista, la razón por la que la belleza es tan importante parece clara: elegimos determinados rasgos (simetría, piel sin imperfecciones, etc.) porque si la persona los posee hay más probabilidades de que esté sana y sea una buena apuesta a la hora de mezclar nuestros genes.

Pero la supuesta homogeneidad que predeciríamos si todos eligiéramos a personas que nos resulten guapas se diluye, sin embargo, cuando vemos lo que realmente ocurre: hay millones de personas enamoradas de millones de hombres y mujeres que difícilmente podrían ser catalogados como tal. Los factores cognitivos entran aquí en juego.


Enamoramiento: Cómo elegimos pareja


Uno de ellos es la “etiqueta” que le ponemos al futuro de nuestra relación. En una investigación dirigida por la psicóloga Lynda Boothroyd se mostraba que los seres humanos predecimos, a partir de una fotografía, si la persona retratada es un buen candidato para una aventura de una noche o si solo estaría interesado en una relación más seria. Pues bien: los participantes en el experimento encontraban más atractiva a la persona que preveían que podía satisfacer sus expectativas. Es decir: aquellos que buscaban compromiso amoroso evaluaban como más guapos a los que “tenían pinta de buscar algo duradero” y aquellos que preferían algo puntual puntuaban más alto el aspecto físico de los que veían como “posibles candidatos a un rollo de una noche”.

Este sesgo forma parte de una propensión general de los seres humanos que el psicólogo Peter Watson denominaba “Tendencia a la autoconfirmación”. Insistimos en buscar datos que confirmen nuestras ideas y pocas veces atendemos a los hechos que las refutan para no tener que revisar continuamente nuestros juicios.

Las almas gemelas

Esto ocurre también con los parámetros que utilizamos para saber si una persona responde a nuestras expectativas amorosas: “Es muy recatada vistiendo: estoy seguro de que nunca tendría una aventura con otro”, “Este chico no habla casi nunca de sexo y, además, nunca dice groserías: es que es muy espiritual”, “Baila muy bien: seguro que en la cama también se mueve estupendamente”… Los seres humanos necesitamos sensación de control y establecer asociaciones supuestas entre rasgos visibles y otros que necesitamos inferir nos ayuda a obtenerla. Es lo que, a partir de las investigaciones de Solomon Asch, se denomina “Teorías Implícitas de Personalidad”: creemos que ciertos rasgos aparecen siempre unidos y, a partir de ahí, podemos pensar que conocemos a los demás aunque solo nos muestren lo que ellos quieren que veamos.

Nos olvidamos de las veces que estos criterios han fallado, recordamos las pocas veces que han funcionado… y nos dirigimos directamente al siguiente error. Si alguien, por ejemplo, cree que cada vez que encuentra a una persona con quien comparte gustos (musicales, cinematográficos, literarios…) ha dado con un alma gemela, intentará reafirmar una y otra vez su hipótesis. Olvidará, por supuesto, que hay una inmensa cantidad de gente con la que tiene afinidades culturales… y una total incompatibilidad de caracteres.

Y, además, olvidará que los otros también comparten con nosotros estas Teorías Implícitas y pueden utilizarlas para fingir -como Landrú- ser lo que no son. Si una mujer quiere pasar por puritana sabe que tiene que vestir pudorosamente, los hombres que quieren disimular su obsesión sexual aprenden a hablar de forma delicada, las personas que quieren seducir con la promesa de ser grandes amantes se apuntan a cursos de baile… y todos, cuando nos queremos ofrecer como candidatos a alma gemela, decimos que nos encantan los mismos grupos musicales que a la persona a la que queremos seducir.

Fuente: http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013/03/11/como-elegimos-pareja-y-en-que-nos-solemos-equivocar-116501/

CONTINUA (PARTE 2) >>>

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR:

Las 8 fases de la seducción


Las futuras víctimas de tu
seducción viven en su propio mundo, y su mente está ocupada por ansiedades e inquietudes diarias. Tu meta en esta fase inicial de la seducción es...


9 estrategias para tener una personalidad seductora


Todos poseemos fuerza de atracción
seductora, la capacidad para conquistar a la gente y tenerla a nuestra merced. Pero no todos estamos conscientes de este seductor potencial interior,...

Lenguaje corporal. 10 gestos de que le gustas a una mujer


Las señales de
lenguaje corporal que despliegan las mujeres cuando se sienten atraídas por un hombre. Un tema nada fácil, pues la seducción femenina es...

Cómo conocer a las personas por su lenguaje corporal

Leonardo Ferrari

Mas allá de las palabras, el cuerpo no miente

¿No sería fantástico leer los pensamientos de los demás e influir en ellos? Ahora puedes conocer los secretos de este lenguaje silencioso y que nunca miente.

Descargar Demo libro PDF



¿Has pensado que tu postura te hace transparente?

Si te gusta seducir, esto te interesa

Ahora puedes entender los gestos

Descubre cómo funcionan los indicadores en lenguaje corporal

Digamos la verdad somos animales territoriales

Cómo usar el lenguaje corporal en la negociación y en entrevistas de trabajo

Los secretos para imponer nuestra personalidad

¿Sabes los gestos por los que puedes detectar mentiras?

Cómo influir en las personas con la Programación Neuro-Lingüística y lenguaje corporal

El Arte de la Seducción

Seducir, enamorar, atraer, personalidad seductora, conquistar, ligar...

Las 30 Reglas para seducir
Descubre cómo enamorar a una mujer en 10 minutos
Los trucos secretos para seducir
8 signos clásicos que delatan al infiel
8 signos clásicos que delatan al infiel - PARA ELLOS
8 signos clásicos que delatan al infiel - PARA ELLAS
Enamoramiento
Amor a primera vista
Ahora puedes usar la teoría de la plancha
¿Se liga por Internet?
Descubre ahora "El juego de la Seducción"
9 claves para que una relación sea duradera
Como besar bien
Los 8 tipos de anti seductores
Las 8 fases de la seducción
9 estrategias para tener una personalidad seductora
10 gestos de que le gustas a una mujer
10 gestos de que le gustas a un hombre
Estrategias para dominar los celos
Reglas del uso del teléfono en la seducción
Estrategias para seducir en tan solo 10 pasos
Las 7 leyes de la seducción
Personalidad seductora. La coqueta
5 estrategias para cortar una relación
Ligar con un hombre es tan fácil que carece de valor
Personalidad seductora. El carismático
10 signos que anuncian que tu relación está terminada
Personalidad seductora. Cómo ser un Hombre Alfa en 10 pasos
Seducción. La "teoría de la plancha"
7 reglas para ligar por Internet
El juego de la seducción
7 formas de ligar
5 tips para seducir y excitar a una mujer
Psicología del arte de la seducción
Lenguaje corporal para seducir sin palabras
Técnicas de maestros de seducción
Cómo elegimos pareja
Lenguaje corporal para seducir a un hombre
Estrategias de Seducción. Elige la víctima correcta
Estrategias de Seducción. Crea una falsa sensación de seguridad, acércate indirectamente
Estrategias de Seducción. Emite señales contradictorias
Estrategias de Seducción. Aparenta ser un objeto de deseo, forma triángulos
Estrategias de Seducción. Engendra una necesidad, provoca ansiedad y descontento
Estrategias de Seducción. Domina el arte de la insinuación
Estrategias de Seducción. Crea tentación
Personalidad seductora. La sirena
Trucos conversacionales. Tener empatía
Seducción y lenguaje corporal. La mirada
9 estrategias para coquetear
10 señales para detectar el lenguaje corporal de los celos
10 Estrategias para enamorar a un hombre
Como controlar los celos
7 estrategias de lenguaje corporal de una buena seductora
10 estrategias para seducir a un hombre
Personalidad seductora. El amante ideal
Personalidad seductora. El dandy
22 leyes de seducción para mujeres
Personalidad seductora. El cándido
Cómo ligarse a una amiga en 5 pasos y convertirla en tu novia
Personalidad seductora. El encantador
Por qué los hombres utilizan frases estúpidas para ligar
133 consejos de seducción para hombres
Los mandamientos de la "seducción científica"
Los trucos secretos para seducir
Entender el lenguaje corporal de las mujeres al coquetear
10 tácticas infalibles para resultar atractivo a una mujer
Estrategias femeninas para coquetear efectivamente
Seducción con feromonas
Hazte el duro con tu pareja
5 estrategias para conquistar a tu pareja
39 señales en la seducción

-???- | -???-