Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

EL ARTE DE LA ESTRATEGIA

-???-


Gibraltar español, 300 años con Inglaterra

Estrategias de Occidente > Estrategias geniales

Cuando se cumplen trescientos años de la toma de Gibraltar por parte de los ingleses (ocurrida en 1704), el autor recuerda los orígenes del disputado Peñón, repasa su historia como colonia británica y analiza sus tres posibilidades futuras: el continuismo, la incorporación a Gran Bretaña como "territorio de la Corona" y la aceptación de una soberanía compartida.


Cursos

Cursos, Masters, Oposiciones, Carreras Universitarias, Cursos Subvencionados y Programas formativos

Lenguaje corporal

El lenguaje silencioso que nunca miente explicado de forma fácil y sencilla.


Seducir y enamorar

¿Sabes todo sobre la seducción? Si te gusta seducir, esto te interesa. Ahora puedes descubrir todos los secretos para seducir.


Poder mental

Ni te imaginas lo que tu mente puede hacer por ti. Hipnosis, concentración, sueño, relajación, meditación, grafología, PNL...



Liderazgo y rendimiento

Las 21 leyes sobre liderazgo, los 7 hábitos de la gente realmente efectiva, el 8º hábito, método DAFO, la pirámide de Maslow, ...


Relaciones con las personas

Cómo conocer a las personas y relacionarte con ellas, ganar verdaderos amigos, técnicas de Persuasión y de Negociación, entrevista de trabajo, aumentar tu confianza y asertividad, ...


Finanzas personales

Cancelar deudas, ahorrar, ganar mas dinero, invertir, saber usar el dinero y cultura economica y financiera.


Estrategias de Oriente

Todas las tácticas y estrategias de China, Japón y de Asia en general. El Arte de la Guerra enfocado a cómo ganar las batallas cotidianas...


Estrategias de Occidente

Todas las tácticas y estrategias de Occidente en general. Clausewitz, Maquiavelo, Napoleón... Cómo obtener el éxito y salir victorioso


Gibraltar español, 300 años con Inglaterra


Un recorrido por el pasado de Gibraltar debe atender necesariamente a tres planos interrelacionados: la historia local, la historia de las luchas por su posesión y la de aquellas potencias que se lo han disputado. Aunque se podría sostener que la historia de Gibraltar está básicamente unida a la de los enfrentamientos por poseerlo (catorce sitios, más el cierre de la Verja) y sus cambios de propietario y estatus jurídico, esa sería tan solo una parte, la que produce la noticia del acontecimiento y marca la pauta a los cortes temporales. Una historia más constante y sencilla es la de los pobladores, insertados en un territorio escaso y trabajado. Pero para completar el análisis debe también apelarse a las potencias que han poseído Gibraltar como una suerte de joya singular en el tesoro nacional, lo que ha deparado que su evolución haya estado marcada más por decisiones y proyectos tomados a centenares e incluso miles de kilómetros que por la labor, los anhelos y los deseos de quienes habitaban dentro de sus murallas.

La frontera del imperio

La ciudad de Gibraltar fue fundada hace catorce siglos; si bien desde al menos otras tantas centurias el lugar fue considerado morada de leyenda, escenario de hazañas mitológicas y punto cardinal de la primera geografía mediterránea. Sin embargo, su importancia estratégica pasó desapercibida durante siglos. El Calpe clásico (que, junto a Ceuta, formaba las míticas columnas de Hércules), el Yabal Tarik musulmán permaneció sin población hasta el año 1160, cuando el califa almohade Abd al-Mummin ordenó la construcción de una residencia en las estribaciones del peñón, a la que hizo llamar Madina al-Fath (¿Ciudad de la Victoria?). Fue conquistada por Fernando IV, quien otorgó carta-puebla (31 de enero de 1310) para la fundación del municipio de Gibraltar, que hasta ese momento había sido una fortaleza militar, sin término administrativo y con una población casi exclusivamente dedicada a su defensa. Volvió al control benimerín, pero fue definitivamente reconquistada por Castilla en 1462. En 1501 los Reyes Católicos vincularon Gibraltar a la Corona, otorgándole su escudo de armas: un castillo rojo sobre campo blanco con una llave de oro; escudo y bandera que han identificado desde entonces a Gibraltar. Durante los dos siguientes siglos la ciudad disfrutó de los beneficios y también sufrió las consecuencias de ser frontera del Imperio. Se proyectó construir en su bahía el que habría de ser el mayor puerto del sur de Europa. No se materializó, pero sí lo hicieron las razias corsarias durante el siglo XVI y los ataques de otras potencias europeas en la centuria siguiente. Gran Bretaña aprovechó la oportunidad que representaba la Guerra de Sucesión para concretar sus planes de conquista de una plaza en la zona del estrecho (Tratado de Utrecht, 1714).


Gibraltar español, 300 años con Inglaterra


Negocios legales e ilegales

La evolución del Gibraltar británico estuvo marcada durante el siglo XVIII por los tres sitios a que fue sometido, lo que reforzó el carácter militar de la plaza. Durante el siglo XIX el cambio más importante fue la transformación jurídica de la posesión de Gibraltar en colonia de la Corona (1830), mientras continuaba desempeñando el doble papel de principal base militar en el Mediterráneo occidental y primera escala de la ruta comercial británica hacia la India. La economía gibraltareña se enriqueció con tres elementos básicos: el tráfico ilícito de mercancías (en especial el contrabando de tabaco), la rentabilización de las prácticas de los corsos (mercado de barcos apresados en combate o en actos de piratería, además de ser uno de los últimos puertos europeos de transporte de esclavos) y el establecimiento de carboneras de aprovisionamiento a los nuevos vapores. Durante ese siglo se produjeron sucesivas ampliaciones territoriales, se desbordaron los límites fijados en Utrecht y se ocupó el istmo, lo que culminó con la construcción de la Verja (1909) y la ampliación del aeródromo, invadiendo las aguas de la bahía de Algeciras.

Tras la Segunda Guerra Mundial, la situación de Gibraltar varió por dos motivos: el inicio de la descolonización del Imperio Británico y la instrumentalización del contencioso por el régimen franquista. La negación de Londres a mantener ningún contacto diplomático para debatir el futuro de la colonia hizo que España utilizara por primera vez el mecanismo de la diplomacia internacional, llevando el caso ante la Comisión para la Descolonización de las Naciones Unidas. Se redobló entonces el proceso de acción-reacción, pues esta decisión española obligó a Gran Bretaña a iniciar un cambio jurídico e institucional en Gibraltar que culminó con la concesión de la Constitución de 1969, lo que hizo que el Gobierno franquista decretara el inmediato cierre de la frontera. Quince años después, Londres aceptó el inicio de conversaciones y la frontera volvió a abrirse, aunque los efectos de la ruptura del contacto directo entre Gibraltar y la comarca gaditana de Campo de Gibraltar tardaron mucho en disiparse. Esas conversaciones no han producido de hecho ningún cambio sustantivo en el estatus gibraltareño; su única consecuencia ha sido evidenciar la creciente imposibilidad de sostener las prácticas políticas y económicas gibraltareñas, que perturban las relaciones bilaterales hispano-británicas y la armonización europea a todos los niveles, lo que determina una necesaria búsqueda de alternativas a la situación heredada.

Lo que sí ha variado totalmente han sido las posturas de las partes en litigio; el victimismo agónico español y la prepotencia ostentosa británica se han transformado a raíz de los cambios sociales y políticos de dos países, socios en la OTAN y en la Unión Europea. Pero el cambio fundamental ha sido el desarrollo de un tercer agente de primera magnitud: la sociedad gibraltareña. La lenta conformación del nacionalismo gibraltareño ¿que básicamente es un localismo con abundantes medios económicos, gracias a los beneficios de centros financieros offshore¿ se aceleró durante los años 90 y alcanzó su punto culminante con la evolución de las negociaciones hispano-británicas de 2001 y 2002, contra las que se manifestó masivamente en referéndum.

¿Tiempo de cambios?

Sobre el futuro de Gibraltar a medio plazo existen tres caminos posibles. El primero supone de hecho la continuidad de la situación actual, con alguna corrección funcional; su consecuencia sería el incremento de la presión de España y la Unión Europea, entre otros asuntos para recortar los excesos y abusos del sistema fiscal gibraltareño. La segunda posibilidad es la que defienden las autoridades de Gibraltar: una reforma constitucional que significaría la incorporación a Gran Bretaña como territorio de la Corona, con una amplísima autonomía que dejaría en manos de Londres tan solo la defensa y las relaciones exteriores. Tal alternativa no solo contaría con la oposición radical española, sino que tampoco despierta grandes simpatías en Londres; también supondría la continuidad del acoso desde Bruselas ¿respaldado por la OMC y el FMI? al paraíso fiscal gibraltareño. La tercera vía es la que se vislumbró en las negociaciones hispano-británicas de 2001 y 2002: una soberanía compartida con la garantía de los intereses gibraltareños y el reconocimiento de su peculiaridad. Si esta cosoberanía es temporal o definitiva, si alcanza o no a la base militar o si debe contar con el reconocimiento explícito de los gibraltareños eran los últimos extremos que quedaban por negociar en mayo de 2002, momento en el que se había alcanzado un principio de acuerdo materializado en dos documentos aceptados por las partes. La paralización y posterior congelación de las conversaciones no pueden hacer naufragar el objetivo final: la normalización de la integración de Gibraltar no solo en España sino también en Europa. Las posturas maximalistas y el todo o nada solo contribuyen al mantenimiento de una situación que todos dicen aborrecer.

Publicado en http://www.cliorevista.com
en el año 2.004

El Arte de la Guerra y la Estrategia


Estrategias desde la antigüedad hasta el presente explicadas de forma sencilla.

- Cómo vencer sin luchar.
- Estrategas y estratagemas.


Este libro sobre el arte de la guerra y la estrategia le va a ser muy útil porque trata sobre la lucha y el conflicto. Puesto que a lo largo de nuestra existencia
todos entramos en pugna con otras personas, es bueno conocer la estrategia para resolverlos. La estrategia preferible de hacerlo es la negociación, pero no siempre funciona.

Si elige participar en un conflicto, lo mejor es ganar cuanto antes con el mínimo daño propio y a ser posible, del adversario.

Descargar ahora Demo del Libro en PDF

LA SABIDURIA SECRETA DE MAQUIAVELO

Ahora puedes conocer todos los conocimientos que ocultaba en su obras

Carlos Martín Pérez


Todos conocemos la expresión “maquiavélico” y la asociamos, en el mejor de los casos, a algo malvado, retorcido y astuto. En realidad, la obra de Maquiavelo nos desvela los secretos de los juegos de poder.

Descargar Demo Libro PDF


En este libro podrá leer sabios consejos intemporales de Maquiavelo sobre la naturaleza humana, el gobierno de los hombres, cómo actúa la diplomacia y cómo vencer en un conflicto.

Como Maquiavelo, sabrá cómo enfocar y resolver problemas cotidianos, así como conocer facetas de la psicología humana que no son políticamente correctas.

Entenderá la mente de Maquiavelo


Sencillo, fácil y explicado con ejemplos

Lo lees y ya lo practicas


-???- | -???-