Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

EL ARTE DE LA ESTRATEGIA

Puedes seguirnos en:

-???-


9 consejos útiles para lidiar con idiotas

Liderazgo y rendimiento > Rendimiento > Rendimiento. Ascenso, despidos, relaciones laborales

Lamentablemente todos nosotros tenemos un idiota cerca, yo suelo identificarlo como la persona que, sea cual sea la razón, va intentar arruinarme el día solo por deporte.

No hay que negar que existan, siempre existieron y los
idiotas siempre van a existir, como las cucarachas.

Este tipo de personas idiotas tienen cierta capacidad para transportar sus genes a otras convirtiendo a otros en idiotas improductivos. Si a alguien le suena chocante la palabra lo siento, no conozco otra palabra para definir a esta clase de ser humano, no obstante de lo que estoy seguro es que, si ya con leer estas breves líneas se te vienen a la cabeza una o más personas, lo más probable es que estos consejos sean de utilidad.

El primer paso para lidiar con idiotas es: identificarlos

El idiota es negativo
. Ante cualquier situación la respuesta será negativa, los problemas no tendrán solución, el mundo se acabará ante el primer obstáculo. Lo malo no es que sea negativo, sino que esto sea contagioso.

El idiota tiene imposibilidad para focalizar.Dificilmente encuentre hacer foco en algo, siempre tendrá algún problema que le impida realizar cierta tarea en concreto o en su defecto encontrara alguna excusa para no hacerla.

El idiota siempre busca defectos en otras personas. Su principal diversión del día será criticarlas, esto se debe lisa y llanamente a su carencia de vida propia, es por eso que la crítica a terceros es su herramienta para subsistir, es como una novela de la que él puede ser parte.

Egoísmo. Nunca escucharás a estas personas alegrarse por los logros de los demás, nunca saldrá de su boca una felicitación para alguien que mediante su esfuerzo logra cumplir sus sueños. En lugar de esto escucharás una serie de razonamientos por los cuales esas personas idiotas llegaron a sus metas, seguramente, haciendo cosas incorrectas.

El idiota es contagioso: Y este es el punto más importante de todos. Ser un idiota es contagioso, si te rodeas de idiotas probablemente termines siendo uno, lo mismo pasa en el caso contrario. Es importante alejarse de ellos, como si fueran una peste, suena feo, pero es verdad, los idiotas contagian su nefasta mediocridad, ellos no quieren gente exitosa, esas personas los hacen sentir mal, ellos prefieren a otros mediocres como ellos que les permitan ver que ser así está bien, que no se puede ser mejor.

Luego existe una interesante variedad de todo tipo de
idiotas, pero en base a mi experiencia puedo destacar a estos como los más comunes, de seguro podrás encontrar otro tipo de idiotas, no obstante la manera de lidiar con ellos será prácticamente la misma.

Segundo paso: Mentalizarse

Ya lo dije en un principio: los idiotas en general son crónicos; conozco muy pocos casos de idiotas que se transformaron en personas productivas, no digo que sea imposible, pero la verdad, en mi experiencia, la mayoría de las personas con las características que mencioné arriba no cambian.

Es necesario mentalizarse en eso, es una buena forma de comenzar a alejarse de ellos y evitar que esta mediocridad nos contagie, cuando uno conoce a estas personas difícilmente las tenga en cuenta para pedir un consejo, para buscar apoyo, en pocas palabras, uno nunca contará con ellas absolutamente para nada.

Tercer paso y último: La vacuna

Los idiotas no van a desaparecer, los encontramos en el trabajo, en la calle, en la familia, en absolutamente todo lugar en donde, como personas, uno busca superarse día a día. Es por eso que uno debe aplicarse una vacuna para saber lidiar con ellos, no se pueden eliminar, no se pueden quitar de nuestras vidas, solo podemos conocerlos y evitar que alguna de sus características se nos pegue. Aquí van mis consejos:

Ignorarlos. El idiota suele manejarse sigilosamente entre nosotros, con sus palabras intentan que seamos como ellos. Es por eso que probablemente ignorarlos sea un excelente método. Rápidamente ellos detectan este tipo de protección y huirán, buscando futuras víctimas.

No llevarles la contra. En cierta época de mi vida opte por discutir, no sirve de nada, ellos ganan, quieren que perdamos nuestro tiempo. Lo mejor es decirles que si (como a los locos) y centrarnos en nuestras cosas, a los idiotas hay que darles la misma importancia que a una publicidad de pastillas para las hemorroides en un canal de aire a las 3 y media de la mañana.

No dejar que nos afecten. El idiota tiene una gran capacidad para atacar distintos flancos, es por eso que probablemente en algún momento nos toque en algún lugar que nos duela, y es ahí donde podemos llegar a tambalear. No hay que dudar, dejar entrar a una persona con estas características en nuestras vidas será un error que pagaremos caro.

Como verán no hay muchas soluciones, sin embargo solamente estas pocas me dieron un resultado muy bueno.

FUENTE:
http://manuelgross.bligoo.com/content/view/1505039/Nueve-consejos-para-lidiar-con-idiotas.html

NUNCA DISCUTAS CON UN TONTO
LEONARDO FERRARI

Quien presencie la discusión podría confundirte con él
Todos somos estúpidos de vez en cuando (generalmente más veces de las que creemos) y además tratamos con gente que hace estupideces. Además, es justo reconocer que personas que parecían tontas en realidad nos hicieron quedar a nosotros como tales. Por este motivo Leonardo Ferrari escribe este libro, para intentar detectar la tontuna propia y la ajena, evitando disgustos y aprovechando las ocasiones que nos brinda la sociedad que nos regala el estar rodeados de necios.

Descargar parte del libro


-???- | -???-