Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

EL ARTE DE LA ESTRATEGIA

Puedes seguirnos en:

-???-


Meditaciones. Marco Aurelio

Pensamiento de Occidente > Grecia y Roma

Nos encontramos ante un personaje histórico de gran calado y ejemplo a seguir por muchas generaciones. Ante todo, es filósofo, amaba a la filosofía como a una madre en la que hallar refugio. Recibió desde pequeño las enseñanzas helénicas y fue introducido en la filosofía estoica, y fiel a dichos principios dio ejemplo hasta el final de sus días, de que el bien supremo del hombre consiste en vivir en armonía consigo mismo, con sus semejantes y con la naturaleza; es decir, en alcanzar la estado de ánimo que se caracteriza por la ausencia de deseos o temores.

Fue Emperador de Roma y Filósofo, dos actividades que parecen difíciles de compaginar, pero que como hombre que era de virtudes, sencillez y modestia, las pudo llevar a cabo sin ninguna dificultad.

Descargar parte del libro

Su obra MEDITACIONES continene a su vez doce libros de los que a continuación se pueden leer pensamietos de sus cinco primeros libros:

Libro I

-De Alejandro, el gramático, el abstenerse de criticar, si no manifestar solo aquello que era preciso decir.

-De Alejandro, el platónico, el no decir muchas veces y sin necesidad:”estoy ocupado”.

-De Cátulo , el no desdeñar a un amigo que nos culpe de algo, aunque tal vez nos culpe sin razón.

Libro II

-Al amanecer dite a ti mismo: me voy a tropezar con un indiscreto, un insolente, un envidioso, un insociable. Todo esto les sucede por su ignorancia del bien y del mal. Pero yo que he visto la naturaleza del bien, que es lo bello, y la del mal que es lo vergonzoso(...)no puedo sufrir daño de ninguno de ellos, pues ninguno me cubrirá de vergüenza.

-Lo que a fin de cuentas soy es carne, aliento y un principio rector. Como si ya te estuvieras muriendo desprecia la carne, sangre y polvo, huesos y una fina red de nervios, venas y arteria. Mira también el aliento como es: aire, y no siempre el mismo, sino a todas horas expulsado y de nuevo espirado. El tercero pues es el principio rector. Reflexiona de la siguiente manera: eres viejo. No permitas por mas tiempo que este sea esclavo, ni que se deje aun manejar como una marioneta por un impulso antisocial, ni que se irrite con el destino presente, ni rehúse el destino futuro.

-¿Te descentran los accidentes exteriores? Todavía tienes que guardarte de otra distracción, pues deliran también los que se cansan de la vida a fuerza de actividad, sin tener una meta a donde dirigir todo su impulso y, en una palabra, su imaginación.

Libro III

-No malgastes la parte de vida que te queda en imaginaciones sobre los otros, cuando no obras con relación a algo socialmente útil, esto es, imaginando que hace Fulano de Tal, por qué motivo, que dice, que piensa, que maquina y cuantas cosas como estas hacen que te desvíes de la atención de tu principio rector.

-Si encuentras algo en la vida del hombre mejor que la justicia, que la verdad, que la prudencia, que la valentía, y en una palabra, que el hecho que la inteligencia tuya se baste a si misma en las cosas que hace de ti que obres según la recta elegido, vuélvete con todo tu alma a ello y goza de lo que mejor hayas encontrado.

-Desecha todo, y retén solo estas pocas cosas, y todavía recuerda que solo vive cada cual este presente tan breve. El resto, o ya se ha vivido, o es incierto

Libro IV

-No realices ningún acto al azar, ni de otra manera que de acuerdo con un principio que perfeccione el arte.

-La muerte, como el nacimiento, es un misterio de la naturaleza, una combinación de los mismos elementos y una disolución de los mismos, y, en general, nadie debe avergonzarse de ello, pues no va contra lo característico del ser inteligente ni contra la razón de su constitución.

-Suprime la opinión: la posibilidad de sufrir daño queda suprimida. Suprime la posibilidad de sufrir daño: el daño queda suprimido.

-¿Has visto aquello? Mira también esto. No te perturbes. Hazte sencillo. ¿Comete un error alguien? Para sí mismo comete el error. ¿Te ha acontecido algo? Bien: de la naturaleza universal, desde el principio se fallo tu destino, y se te tramo todo tu acontecer, y total, breve es la vida. Hay que aprovechar el presente de manera razonable, y con justicia. Sé sobrio de dejarte ir.

-Eres un alma que sostiene un cadáver.

Libro V

-Júzgate digno de toda palabra y obra acorde con la naturaleza, y no te eches para atrás aunque acarreen la critica o las hablillas de algunos, sino que si esta bien haberlo hecho o dicho no te consideres indigno.

-No te disgustes, ni abandones, ni te desanimes, si no te es posible realizar siempre cada cosa a tenor con rectos principios, sino que cuando fracases vuelve de nuevo y conténtate si la mayor parte de tus acciones son más dignas de un hombre.

TAMBIEN LE PUEDE INTERESAR:

Epicteto
Séneca
Pitágoras

MEDITACIONES
MARCO AURELIO


Descargar Demo Libro PDF


-???- | -???-