Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

EL ARTE DE LA ESTRATEGIA

Puedes seguirnos en:

-???-


Cerebro y Nutrición. Alimentos perjudiciales para la mente

El poder de la mente > Mente. Cerebro y nutrición

¡No se asusten cuando hablamos de dieta! No pretendemos que se pongan a régimen para perder peso. Sólo vamos a hablar sobre qué alimentos se deben comer y cómo deben repartirse a lo largo del día.


Los alimentos se componen de tres tipos de macronutrientes (los que aparecen en un alto porcentaje, frente a los micronutrientes, presentes en cantidades reducidas, como por ejemplo las vitaminas y los minerales). Son las proteínas, los carbohidratos y las grasas. Dejamos a un lado el agua, que, aunque necesaria, no contiene calorías; no es cierto que engorde, por mucho que se empeñen algunas personas. Lo cierto es que hay que beber más de la que bebemos, y si algunas personas notan que se hinchan es porque están reteniendo líquidos por un excesivo consumo de sal o por algún problema metabólico.


Lenguaje corporal

El lenguaje silencioso que nunca miente explicado de forma fácil y sencilla.


Seducir y enamorar

¿Sabes todo sobre la seducción? Si te gusta seducir, esto te interesa. Ahora puedes descubrir todos los secretos para seducir.


Poder mental

Ni te imaginas lo que tu mente puede hacer por ti. Hipnosis, concentración, sueño, relajación, meditación, grafología, PNL...



Liderazgo y rendimiento

Las 21 leyes sobre liderazgo, los 7 hábitos de la gente realmente efectiva, el 8º hábito, método DAFO, la pirámide de Maslow, ...


Relaciones con las personas

Cómo conocer a las personas y relacionarte con ellas, ganar verdaderos amigos, técnicas de Persuasión y de Negociación, entrevista de trabajo, aumentar tu confianza y asertividad, ...


Finanzas personales

Cancelar deudas, ahorrar, ganar mas dinero, invertir, saber usar el dinero y cultura economica y financiera.


Estrategias de Oriente

Todas las tácticas y estrategias de China, Japón y de Asia en general. El Arte de la Guerra enfocado a cómo ganar las batallas cotidianas...


Estrategias de Occidente

Todas las tácticas y estrategias de Occidente en general. Clausewitz, Maquiavelo, Napoleón... Cómo obtener el éxito y salir victorioso

1. Carbohidratos de alto índice glucémico (dulces, pan, pastas, chocolate y derivados, y, en general, todos los productos ricos en glucosa y/o sacarosa).

El índice glucémico es la velocidad con que un carbohidrato (alimento fuente de energía) se convierte en glucosa en el torrente sanguíneo (la glucosa es el azúcar directamente utilizable por el organismo y el combustible del
cerebro). A la glucosa se le da el valor estándard de 100. La ingestión de glucosa pura produce una elevación brusca de su nivel en sangre, lo cual incita al páncreas a producir una elevada cantidad de insulina para metabolizarla (los diabéticos necesitan inyectarse la insulina para absorber ese azúcar sanguíneo). El resultado es que poco tiempo después, dependiendo de la sensibilidad del individuo a la glucosa, el nivel de azúcar en sangre está más bajo de como estaba antes de la comida, con la consiguiente sensación de cansancio, adormecimiento y bajo rendimiento. No olvidemos que si hay poca glucosa en sangre, el cerebro lo nota rápidamente y tiende a aletargarse.

Los alimentos con índice glucémico cercano a 100 ejercen este efecto sobre el organismo. Entre ellos tenemos a la sacarosa (el azúcar común de mesa, con la cual se fabrican todos los productos dulces al paladar). Pero no es el azúcar el único malo de la película. Hasta hace unos años se consideraba que la clasificación fundamental de los glúcidos consistía en dividirlos en carbohidratos simples y carbohidratos complejos. Entre los primeros están la citada sacarosa, la fructosa y la glucosa. Los últimos son los polisacáridos, entre los que se incluyen féculas y almidones. Se decía que estos últimos, al estar formados por una gran cantidad de los azúcares simples y pasaban gradualmente a la sangre, con lo que no provocaban esa excesiva producción de insulina, nefasta como hemos dicho. Sin embargo, la realidad es bien distinta. Hay un azúcar simple, la fructosa, que se convierte lentamente en glucosa, y no origina esa reacción corporal tan nociva. Su índice glucémico es de alrededor de 20. En cambio, las pastas (macarrones, spaguettis, etc) están compuestas de polisacáridos, pero su índice glucémico ronda el valor de 70, por lo que van a perjudicarnos de la manera en que hemos explicado.

Los carbohidratos de alto índice glucémico tienen aún otro efecto adverso sobre el
rendimiento intelectual. Todos nuestros procesos cerebrales (cognitivos y emotivos) están dirigidos por unas sustancias llamadas neurotransmisores. El organismo los produce a partir de unos determinados aminoácidos, llamados precursores. Los aminoácidos son los componentes de las proteínas, el principio alimenticio encargado, entre otras funciones, de aportar la materia prima para construir y regenerar el organismo. Son alimentos ricos en proteínas la leche, los huevos, la carne y el pescado. Los productos vegetales también aportan proteínas (algunos en cantidades considerables, como la soja), pero son incompletas por ser deficitarias en alguno de los aminoácidos esenciales. Es decir, todas las proteínas vegetales tienen una cantidad muy pequeña de alguno o varios aminoácidos esenciales, con lo que no hay prácticamente síntesis proteica. La solución para los vegetarianos consiste en mezclar un alimento al que le falte un determinado aminoácido con otro que lo contenga en abundancia, y que el primero, a su vez, supla las deficiencias del segundo. Se trata de una tarea difícil y que requiere estar bien informado sobre la composición de cada tipo de proteína vegetal. De lo contrario, pueden aparecer problemas de salud y, por supuesto, bajo rendimiento intelectual.

Paradójicamente, el triptófano, aminoácido precursor del neurotransmisor encargado del sueño y de la estabilidad emocional (serotonina), no atraviesa la barrera sangre/cerebro al ingerir proteínas, aunque esté contenido en éstas, porque siempre llegan antes los aminoácidos precursores de los neurotransmisores activadores (tirosina y fenilalanina) y los aminoácidos neutros. Esto impide que el triptófano acceda al
cerebro y que se eleven significativamente nuestros niveles de serotonina. El triptófano llega al cerebro cuando se ingiere un alimento con una cantidad prácticamente nula de proteínas y rico en carbohidratos de alto índice glucémico. Por eso, cuando comemos dulces, patatas, pan o pastas, si no tomamos una cierta cantidad de proteínas, el aletargamiento será doble: por un lado, el producido por la bajada de la glucosa sanguínea, y por otro el provocado por el acceso del triptófano al cerebro, ahora no dificultado por los otros aminoácidos, que va a elevar significativamente nuestro nivel de serotonina, la cual nos va a incitar a descansar y no a forzar el intelecto.

El índice glucémico de un carbohidrato se reduce al acompañarlo con otro alimento, puesto que se retarda la absorción. Es difícil calcular el índice de una comida compleja, pero lo dicho anteriormente vale como esquema a seguir.

Me van a permitir hacer un comentario curioso. Los famosos productos light, a los que se les quita casi todo su contenido en grasa, pueden engordar más que el original no desgrasado, ya que el índice glucémico se eleva al eliminarla. Por tanto, se produce más insulina y mayor almacenamiento en el tejido adiposo. No olvidemos que la grasa se almacena por la acción de la insulina. Eso explica que nuestra sociedad esté cada día más mentalizada en un bajo consumo de grasa y, sin embargo, la obesidad vaya en aumento.


2.Exceso de grasas en la dieta.

Los alimentos ricos en grasa son los que más tiempo tardan en pasar del estómago al intestino, donde son absorbidos. Requieren una digestión lenta, por lo que se envía una gran cantidad de sangre a la zona abdominal, para facilitar la tarea. Por tanto, va a llegar menos sangre al
cerebro. Al estar peor irrigado, su funcionamiento no va a ser óptimo. Igual que en el apartado anterior, en lugar de pensar, tendremos ganas de echarnos la siesta.


3.Una dieta baja en proteínas

Los médicos llevan décadas diciéndonos que un exceso de proteínas es perjudicial porque satura los riñones. Se ha venido recomendando una ingestión de aproximadamente un 15-20% de proteínas del total de calorías, incluso en deportistas.

No vamos a tratar aquí -porque no es el lugar apropiado para hacerlo- cuál debería ser el reparto del total de calorías entre proteínas, carbohidratos y grasas. Se trata de un tema muy debatido en nutrición, aparte de que no me gusta hacer afirmaciones dogmáticas sobre ningún tema, porque cada individuo es distinto, y lo que funciona para uno puede no servir para otro.

Me limito a señalar que algunos expertos recomiendan un reparto de un 40% para los carbohidratos, un 30% para las proteínas, y un 30% para las grasas. Entre los dietistas que defienden esta postura está Barry Sears, quien describe en sus obras cómo de esta forma puede regularse la secreción de insulina y de glucagón, de manera que disfrutemos de una buena salud, un perfecto rendimiento físico e intelectual, y evitemos la obesidad y el exceso de insulina, causas de los males del hombre moderno.

Lo importante es consumir una cantidad suficiente de proteínas completas para asegurarnos la producción de los neurotransmisores activadores (dopamina y noradrenalina) en el
cerebro.

Fuente:
http://www.drogasinteligentes.com/malosalimentos.html

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El Poder de Tu Mente

Leonardo Ferrari


Ni te imaginas lo que tu mente puede hacer por ti

Descargar Demo Libro en PDF





En la primera parte, aprenderás todo sobre el autocontrol.

La concentración mental, las técnicas de respiración para calmar la mente, la relajación y la meditación ya no tendrán secretos para ti.

Mediante unas técnicas probadas, con el poder de tu mente lograrás eliminar los problemas de sueño, dormirás mejor, y una vez dormido, a controlar y programar tus sueños.

Tendrás un buen conocimiento sobre programación neurolingüística que te permitirá modificar la conducta propia y la de los demás.

Además, conocerás a otra gran desconocida: la inteligencia emocional. Sólo con estos conocimientos es suficiente para seguir elevando tu mente durante toda tu vida.


En la segunda parte, conocerás y practicarás muchos aspectos de tu cerebro y de tu mente.

¿Sabías que no son lo mismo mente y cerebro? ¿Sabes cómo funciona el cerebro y sus efectos en tu mente?

También aprenderás a dibujar mapas mentales que te permitirán un mejor aprendizaje y más claridad mental.

Además, hay 15 técnicas probadas para desarrollar la creatividad.

Lograrás autohipnotizarte y conocerás las nociones básicas de la hipnosis.

Siguiendo esta línea, y con muchos ejemplos para practicar, sabrás cómo trabaja el inconsciente.

Hay dos capítulos más que previenen sobre la comunicación subliminal y la manipulación mental.

Por último, varias técnicas para mejorar tu memoria y acelerar tu capacidad de aprendizaje.


El libro es eminentemente práctico con ejemplos sencillos y claros para cada tema.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

EL PODER DE LA MENTE

Concentración, relajación, meditación, sueño, PNL, grafología, hipnosis, cerebro y nutrición, miedo, sufrimiento, estupidez, autocontrol, creatividad e imaginación.

Mente. Concentración y respiración
Mente. Relajación
Mente. Meditación
Mente. Sueño Lúcido
Mente. Programación Neurolingüística PNL
Mente. La Vía del Genio
Mente. Ocho formas de ser listo
Mente. Grafología
Mente. Grafología. Un caso práctico
Mente. Falacias
Mente. La estupidez humana
Mente. Tu mente te engaña. Heurística, sesgos y falacias.
Mente. Hipnosis y autohipnosis. Introducción, verdades y mentiras
Mente. Técnica pura para hipnosis y autohipnosis
Mente. Técnica de relajación muscular para hipnosis y autohipnosis
Mente. Técnica de visualización muscular para hipnosis y autohipnosis
Mente. Técnica mixta para hipnosis y autohipnosis
Mente. 10 trucos para optimizar tu poder mental
Mente. Autocontrol. 10 mandamientos (y uno más)
Mente. 20 consejos rápidos para mantenerte inspirado
8 alimentos para el cerebro y la mente
Mente. La imaginación
Mente. 21 consejos para evitar el estrés
Mente. Los 8 tipos de Personalidad Trastornada
Mente. Consejos para superar tus 7 miedos más frecuentes
Mente. Las 12 formas más comunes de Distorsionar la Realidad
Mente. La chispa de Einstein en 8 relatos
Mente. Cerebro y Nutrición. Alimentos perjudiciales para la mente
Mente. Cerebro y Nutrición. Sobre proteínas, carbohidratos y grasas
Mente. La fuerza del gingko biloba
Mente. 5 falacias del pensamiento egocéntrico
Mente. 11 estrategias para superar la manía de tener todo bajo control
Mente. 20 estrategias para mejorar la memoria
Mente. 5 pasos para tratar de salir del sufrimiento personal
Mente. Las características y las 4 etapas del proceso creativo
Mente. Creatividad. Conceptos generales
Mente. Creatividad. Pensamiento lateral
Mente. Técnica de creatividad de Leonardo da Vinci
Mente. El comportamiento egocéntrico
Mente. Ocho vicios que matan la creatividad
Dhammapada. Budismo y control de la Mente
Mente. Superar el miedo
Mente. Antes tontos que muertos

-???- | -???-