Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

EL ARTE DE LA ESTRATEGIA

Puedes seguirnos en:

-???-


La Gran Depresión de los años 30 explicada en 6 puntos

Finanzas personales. Emprender > Bolsa y mercados de valores

La Gran Depresión de 1.929


En la Gran Depresión de los años 30 concurrieron una serie de factores y circunstancias que se realimentaron en un diabólico círculo vicioso.


Lenguaje corporal

El lenguaje silencioso que nunca miente explicado de forma fácil y sencilla.


Poder mental

Ni te imaginas lo que tu mente puede hacer por ti. Hipnosis, concentración, sueño, relajación, meditación, grafología, PNL...


Liderazgo y rendimiento

Las 21 leyes sobre liderazgo, los 7 hábitos de la gente realmente efectiva, el 8º hábito, método DAFO, la pirámide de Maslow, ...


Seducir y enamorar

¿Sabes todo sobre la seducción? Si te gusta seducir, esto te interesa. Ahora puedes descubrir todos los secretos para seducir.


Relaciones con las personas

Cómo conocer a las personas y relacionarte con ellas, ganar verdaderos amigos, técnicas de Persuasión y de Negociación, entrevista de trabajo, aumentar tu confianza y asertividad, ...


Finanzas personales

Cancelar deudas, ahorrar, ganar mas dinero, invertir, saber usar el dinero y cultura economica y financiera.


Estrategias de Oriente

Todas las tácticas y estrategias de China, Japón y de Asia en general. El Arte de la Guerra enfocado a cómo ganar las batallas cotidianas...


Estrategias de Occidente

Todas las tácticas y estrategias de Occidente en general. Clausewitz, Maquiavelo, Napoleón... Cómo obtener el éxito y salir victorioso

1. Economía sin estabilizadores automáticos

Una economía sin estabilizadores automáticos es una economía salvaje en su comportamiento. Los estabilizadores automáticos más importantes son los impuestos y el seguro de desempleo. Si alguien pierde su trabajo y no tiene seguro de desempleo, entonces su nivel de consumo desciende abruptamente. De tal forma que arrastra al paro a más personas.


La Gran Depresión de los años 30

Por expresarlo de forma intuitiva: el que se queda en paro arrastra al paro al camarero del bar donde solía tomarse unas cervezas, o al albañil que iba a construir su casa y que ahora no puede comprar. Un parado más arrastra al paro a más personas, creando una reacción en cadena.

Esta condición salvaje del capitalismo estuvo presente en las brutales crisis económicas que jalonaron el agitado siglo XIX; pero en esta ocasión la bomba de relojería, anidada en las entrañas del capitalismo, tuvo su explosión más bestial. La Gran Depresión de los años 30 del siglo XX es la última crisis del siglo XIX.


La Gran Depresión de los años 30

2. Reducción del gasto público justo cuando estaba cayendo la inversión privada

El gobierno estaba obsesionado con equilibrar el presupuesto.

3. Fuerte caída del ritmo de crecimiento del dinero

La Reserva Federal se cruzó de brazos irresponsablemente. Las autoridades monetarias acuñaron una frase, célebre desde entonces:
"se puede llevar al caballo al abrevadero, pero no obligarle a beber". Con esta frase se lavaban las manos. Es una forma de expresar la irrelevancia del dinero para la economía. (Es triste que hoy en día aún se repita esta frase, tanto a babor como a estribor del espectro ideológico en economía)

4. Deflación, efecto perverso 1: las deudas aumentan de valor

Si los precios descienden, entonces las deudas aumentan de valor real con el paso del tiempo. Si los precios descienden, por ejemplo, a un ritmo del -4% anual, entonces cada año lo que se debe, lo que se tiene que devolver, vale un 4% más. Hay que suponer que los que tienen deudas son los consumidores e inversores más inclinados a consumir e invertir. Por así decirlo: los más 'lanzados' de la economía. Este efecto 'mata' o 'deprime' a la parte más dinámica de la economía, que tenía el mejor ánimo consumidor e inversor.


La Gran Depresión de los años 30

5. Deflación, efecto perverso 2: los tipos de interés no pueden ser inferiores a cero

Si el nivel general de precios desciende, por ejemplo, a un ritmo de un -4% anual, entonces unos tipos de interés del Banco Central del 1% significa unos tipos de interés reales ¡del 5%!

En este ejemplo, con una deflación del -4%, si el Banco Central sitúa los tipos de interés en el 0%, los tipos reales serían del 4%. Esto es: en un momento de debilidad se estaría frenando a la economía con la misma fuerza y contundencia como si estuviera a toda máquina. A alguien que se hunde en el fango se le estaría poniendo la pierna encima, con la misma fuerza necesaria para detener el despegue del Apolo XII.

Las autoridades del Banco Central Europeo, en vez de competir para el concurso de coros y danzas de plañideras del euro, deberían meditar esta sencilla aritmética


La Gran Depresión de los años 30. Pánico bancario

6. Pánico bancario

Un banco es un invento mágico, basado en la fe, la confianza y el crédito en su sentido más original. Funciona siempre y cuando no todos vayamos al mismo tiempo a reclamar lo que está "apuntado" en nuestra cuenta. El dinero se crea con un bolígrafo. El dinero es un apunte bancario. Una crisis de fe en los bancos es una estocada en el mismo corazón del sistema capitalista.

Cuentan que un banco de salvó gracias a su hábil director. Ordenó a los cajeros despachar el dinero sin inmutarse, con parsimonia y flema, a los desencajados clientes que formaban enormes colas. Mientras aplacaba el encendido ánimo de la multitud, "cálmense, hay dinero para todos, ya está llegando"..., ordenó a un furgón blindado que diera vueltas a la manzana, una y otra vez

Al colapsar el sistema financiero la masa monetaria disminuyó de forma abrupta. Puntilla y descabello. En aquella época a la Gran Depresión se le llamó "pánico". Y no por el pánico desatado en Wall Street en 1929, pues acciones sólo tenían cuatro acaudalados. Sino porque produce pánico y desesperación no saber cómo darles de comer a tus hijos.

La Ciencia de Hacerse Rico


Wallace Wattles

La llave de la riqueza no tiene nada que ver ni con el ahorro ni con la posesión previa de dinero.

El autor basa su libro en sus estudios a los largo de los años de las razones del éxito profesional y personal y propone un texto de crecimiento personal que desvela lo que, para Wattles, son principios universales con una efectividad demostrada a lo largo de los años.

Este libro es para "aquellos que quieren hacerse ricos primero y filosofar después".

Se publicó originalmente en 1910 y que sirvió de inspiración para otras obras basadas en el éxito personal.

Las bases de hacerse rico son el cambio de actitud, la solidaridad, la creatividad y la imaginación.

¿Sabía que Rhonda Byrne dijo que la inspiración para escribir el libro "El Secreto" fue su acercamiento a "La ciencia de hacerse rico" de Wattles?

Descargar ahora Demo Libro PDF


-???- | -???-