Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

EL ARTE DE LA ESTRATEGIA

Puedes seguirnos en:

-???-


Mente. La estupidez humana (2)

El poder de la mente > Mente. Sobre genios y estúpidos

RESUMEN DEL LIBRO "ALLEGRO MA NON TROPPO" de Carlo M. Cipolla

“Tengo la firme convicción, avalada por años de observación y experimentación, de que los hombres no son iguales, de que algunos son
estúpidos y otros no lo son.”


Lenguaje corporal

El lenguaje silencioso que nunca miente explicado de forma fácil y sencilla.


Seducir y enamorar

¿Sabes todo sobre la seducción? Si te gusta seducir, esto te interesa. Ahora puedes descubrir todos los secretos para seducir.


Poder mental

Ni te imaginas lo que tu mente puede hacer por ti. Hipnosis, concentración, sueño, relajación, meditación, grafología, PNL...



Liderazgo y rendimiento

Las 21 leyes sobre liderazgo, los 7 hábitos de la gente realmente efectiva, el 8º hábito, método DAFO, la pirámide de Maslow, ...


Relaciones con las personas

Cómo conocer a las personas y relacionarte con ellas, ganar verdaderos amigos, técnicas de Persuasión y de Negociación, entrevista de trabajo, aumentar tu confianza y asertividad, ...


Finanzas personales

Cancelar deudas, ahorrar, ganar mas dinero, invertir, saber usar el dinero y cultura economica y financiera.


Estrategias de Oriente

Todas las tácticas y estrategias de China, Japón y de Asia en general. El Arte de la Guerra enfocado a cómo ganar las batallas cotidianas...


Estrategias de Occidente

Todas las tácticas y estrategias de Occidente en general. Clausewitz, Maquiavelo, Napoleón... Cómo obtener el éxito y salir victorioso

EL PODER DE LA ESTUPIDEZ
Como ocurre con todas las criaturas humanas, también los estúpidos influyen sobre otras personas con intensidad muy diferente. Algunos estúpidos causan normalmente perjuicios limitados, pero hay otros que llegan a ocasionar daños terribles, no ya a uno o dos individuos, sino a comunidades o sociedades enteras. La capacidad de hacer daño que tiene una persona estúpida depende de dos factores principales: del factor genético y del grado de poder o autoridad que ocupa en la sociedad.


Estupidez humana

Nos queda aún por explicar y entender qué es lo que básicamente vuelve peligrosa a una persona estúpida; en otras palabras en qué consiste el poder de la estupidez.

Esencialmente, los estúpidos son peligrosos y funestos porque a las personas razonables les resulta difícil imaginar y entender un comportamiento estúpido.

Una persona inteligente puede entender la lógica del malvado. Las acciones de un malvado siguen un modelo de racionalidad: racionalidad perversa, si se quiere, pero al fin y al cabo racionalidad. El malvado quiere añadir un "más" a su cuenta. Puesto que no es suficientemente inteligente como para imaginar métodos con que obtener un "más" para sí, procurando también al mismo tiempo un "más" para los demás, deberá obtener su "más" causando un "menos" a su prójimo. Desde luego, esto no es justo, pero es racional, y si es racional uno puede preverlo.

Con una persona estúpida todo esto es absolutamente imposible. Una criatura estúpida os perseguirá sin razón, sin un plan preciso, en los momentos y lugares más improbables y más impensables. No existe modo alguno racional de prever si, cuándo, cómo, y por qué, una criatura estúpida llevará a cabo su ataque. Frente a un individuo estúpido, uno está completamente desarmado.

Puesto que las acciones de una persona estúpida no se ajustan a las reglas de la racionalidad, de ello se deriva que generalmente el ataque nos coge por sorpresa incluso cuando se tiene conocimiento del ataque no es posible organizar una defensa racional, porque el ataque, en sí mismo carece de cualquier tipo de estructura racional.


Estupidez humana

El hecho de que la actividad y los movimientos de una criatura estúpida sean absolutamente erráticos e irracionales no sólo hace problemática la defensa, sino que hace extremadamente difícil cualquier contraataque. Hay que tener en cuenta también otra circunstancia. La persona inteligente sabe que es inteligente. El malvado es consciente de que es malvado. El incauto está penosamente imbuido del sentido de su propia candidez. Al contrario de todos estos personajes, el estúpido no sabe que es estúpido. Esto contribuye poderosamente a dar mayor fuerza, incidencia y eficacia a su acción devastadora.

Con la sonrisa en los labios, como si hiciese la cosa más natural del mundo, el estúpido aparecerá de improviso para echar a perder tus planes, destruir tu paz, complicarte la vida y el trabajo, hacerte perder dinero, tiempo, buen humor, apetito, productividad, y todo esto sin malicia, sin remordimientos y sin razón. Estúpidamente.

No hay que asombrarse de que las personas incautas, generalmente no reconozcan la peligrosidad de las personas estúpidas. El hecho no representa sino una manifestación más de su falta de previsión. Pero lo que resulta verdaderamente sorprendente es que tampoco las personas inteligentes ni las malvadas consiguen muchas veces reconocer el poder devastador y destructor de la estupidez. Generalmente, se tiende incluso a creer que una persona estúpida sólo se hace daño a sí misma, pero esto significa que se está confundiendo la estupidez con la candidez.

SOCIEDAD Y ESTUPIDEZ
Sería un grave error creer que el número de estúpidos es más elevado en una sociedad en decadencia que en una sociedad en ascenso. Ambas se ven aquejadas por el mismo porcentaje de estúpidos. La diferencia entre ambas sociedades reside en el hecho de que en la sociedad en declive los miembros estúpidos de la sociedad se vuelven más activos por la actuación permisiva de los otros miembros.

Un país en ascenso tiene también un porcentaje insólitamente alto de individuos inteligentes que procuran tener controlada a la fracción de los estúpidos, y que, al mismo tiempo, producen para ellos mismos y para los otros miembros de la comunidad ganancias suficientes como para que el progreso sea un hecho.

En un país en decadencia, el porcentaje de individuos estúpidos sigue siendo igual; sin embargo, en el resto de la población se observa, sobre todo entre los individuos que están en el poder, una alarmante proliferación de malvados con un elevado porcentaje de estupidez y, entre los que no están en el poder, un igualmente alarmante crecimiento del número de los incautos.

Nunca discutas con un tonto. Leonardo Ferrari

Quien presencie la discusión podría confundirte con él


Todos somos estúpidos de vez en cuando (generalmente más veces de las que creemos) y además tratamos con gente que hace estupideces.

Además, es justo reconocer que quienes parecían tontos en realidad nos hicieron quedar a nosotros como tales.

Por este motivo Leonardo Ferrari escribe este libro, para intentar detectar la estupidez propia y la ajena, evitando disgustos y aprovechando las ocasiones que nos brinda la sociedad que nos regala el estar rodeados de necios.

Descargar ahora DEMO del libro en PDF

Mente. Concentración y respiración Mente. 21 consejos para evitar el estrés
Mente. Relajación Mente. Los 8 tipos de Personalidad Trastornada
Mente. Meditación Mente. Consejos para superar tus 7 miedos más frecuentes
Mente. Sueño Lúcido Mente. Las 12 formas más comunes de Distorsionar la Realidad
Mente. Programación Neurolingüística PNL Mente. La chispa de Einstein en 8 relatos
Mente. La Vía del Genio Mente. Cerebro y Nutrición. Alimentos perjudiciales para la mente
Mente. Ocho formas de ser listo Mente. Cerebro y Nutrición. Sobre proteínas, carbohidratos y grasas
Mente. Grafología Mente. La fuerza del gingko biloba
Mente. Grafología. Un caso práctico Mente. 5 falacias del pensamiento egocéntrico
Mente. Falacias Mente. 11 estrategias para superar la manía de tener todo bajo control
Mente. La estupidez humana Mente. 20 estrategias para mejorar la memoria
Mente. Tu mente te engaña. Heurística, sesgos y falacias. Mente. 5 pasos para tratar de salir del sufrimiento personal
Mente. Hipnosis y autohipnosis. Introducción, verdades y mentiras Mente. Las características y las 4 etapas del proceso creativo
Mente. Técnica pura para hipnosis y autohipnosis Mente. Creatividad. Conceptos generales
Mente. Técnica de relajación muscular para hipnosis y autohipnosis Mente. Creatividad. Pensamiento lateral
Mente. Técnica de visualización muscular para hipnosis y autohipnosis Mente. Técnica de creatividad de Leonardo da Vinci
Mente. Técnica mixta para hipnosis y autohipnosis Mente. El comportamiento egocéntrico
Mente. 10 trucos para optimizar tu poder mental Mente. Ocho vicios que matan la creatividad
Mente. Autocontrol. 10 mandamientos (y uno más) Dhammapada. Budismo y control de la Mente
Mente. 20 consejos rápidos para mantenerte inspirado Mente. Superar el miedo
8 alimentos para el cerebro y la mente Mente. Antes tontos que muertos
Mente. La imaginación Mente. El circuito del odio
Mente. Adictos al juego Mente. Miedo al futuro
Mente. Miedos y fobias Mente. Cómo puedes luchar contra tus miedos
Mente. Cómo vencer tu miedo de hablar en público Mente. El Control Mental, la Meditación  y La Ciencia
Mente. La meditación y el aprendizaje Mente. ¿Sabes por qué soñamos?
Mente. La relajación muscular Mente. 8 consejos para potenciar tu memoria
Mente. 7 trucos para recordar nombres El Poder de la mente aplicado a emprendedores
Mente. 10 sencillos trucos mentales Mente. 3 trucos mentales de persuasión
Mente. Los 10 síntomas de la ludopatía Mente. Errores al procesar la información
Mente. Ansiedad y Fobias Mente. Cerebro y Nutrición
Mente. Depresión: prohibido estar triste Mente. ¿Cuánto placer puedes soportar?
Mente. Efecto placebo en el cuerpo Mente. Nos vemos mejor de lo que somos
Mente. Trucos de magia que engañan al cerebro Mente. Cómo desarrollar tu capacidad creativa

-???- | -???-