Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

EL ARTE DE LA ESTRATEGIA

Puedes seguirnos en:

-???-


Estrategia. Blas de Lezo

Videos de estrategia y mente > Estrategas

Muchas son sus hazañas. En 1710, al mando de un solo barco se enfrenta a diez navíos británicos saliendo ileso y con uno de los buques enemigos apresado. Su feroz acometividad le llevó a perseguir barcos piratas hasta el interior de sus puertos, cañonear las defensas de los mismos y capturar o hundir allí mismo a sus perseguidos. El rey de España le encargó en cierta ocasión recuperar una fortuna que el entonces reino de Génova le adeudaba. No sólo volvió con el dinero sino que, bajo amenaza, hizo que la ciudad italiana rindiera honores a la bandera española mientras navegaba frente a su puerto. En 1725, al mando de tres navíos, se enfrenta con varias escuadras de piratas en las costas de Perú capturando de una sola vez cinco barcos holandeses, siendo seis los apresados poco después a los ingleses. Blas de Lezo usaba una táctica tradicional entre los españoles de aquella época: acercarse lo suficiente como para pasar al abordaje, donde los hispanos eran claramente superiores. Buscaban siempre acortar la distancia con el enemigo hasta llegar al sable o la balloneta.

Continuó en la mar, siempre victorioso, resolutivo y sin rivales. Su sola presencia en una zona era suficiente para que corsarios y piratas huyeran de inmediato, especialmente los británicos a los que derrotó en cuantas ocasiones se enfrentó. Y es ante ellos donde alcanza su mayor gloria.

En 1739 Inglaterra y España se enfrentan en la llamada “guerra de la oreja de Jenkins” El conflicto lo provocó, y de ahí su nombre, el corte de una oreja a un pirata inglés por parte de un marino español y la posterior amenaza al rey anglosajón de hacerle lo mismo si aparecía por ahí. El monarca de las islas se lo tomó tan mal que decidió vengarse conquistando, nada menos que Cartagena de Indias. Y organizó lo que fue
la “Armada Invencible” inglesa. El almirante Vernon, al mando de 180 barcos y 23.500 hombres cerca la ciudad pero no cuenta con que, desde hace tiempo, Blas de Lezo se encuentra allí, ha organizado las defensas y, con 2.500 soldados y marineros, se dispone a defenderla. La proporción era de 10 ingleses por cada español.

Los británicos logran desembarcar y ocupar alguno de los fuertes que defienden la plaza pero el almirante español, de nuevo con su empuje, hace salir una y otra vez a sus hombres derrotando y poniendo en fuga a los atacantes. En abril de 1.741 tiene lugar la batalla final en la que los españoles se imponen por las bravas y hacen retirarse, definitivamente, a los ingleses. A finales de mayo no queda ninguno. Los supervivientes se han marchado en sus barcos. Dejan atrás 6.000 muertos, 7.000 heridos y más de 40 buques hundidos. Los españoles tuvieron 800 muertos y 1.200 heridos.

Esta derrota tiene otro detalle que la hace singular. Vernon envió un emisario a Londres dando por segura la victoria. Su rey mandó acuñar miles de monedas de oro en las que se representaba a Blas de Lezo de rodillas ante el inglés con la inscripción “el orgullo español humillado por Vernon” Por supuesto, tuvieron que ocultarlas ante el resultado final de la campaña. Y no sólo escondieron las monedas,
el fracaso de esa “Armada Invencible” británica se silenció a través de los años. Nadie como los ingleses para crear su propia historia e inventar la de los demás.

Sin embargo, y aquí surge de nuevo
la tradición hispana de acabar con nuestros héroes, Eslava, virrey de Nueva Granada y jefe de Lezo, no reconoció el éxito de éste en la conducción de la batalla. Escribió al rey de España arrogándose todo el mérito y criticando la actitud del llamado “almirante de una pierna”. Blas de Lezo, tras la batalla, cayó enfermo y murió poco después sin haber recuperado el honor que Eslava le había arrebatado. Sólo con el tiempo y la ayuda de sus subordinados se supo la verdad. Es la historia de nuestros grandes hombres. Qué diferencia con otros países.

De Blas de Lezo se han publicado hace poco algunos libros tanto españoles como colombianos. Allí, en Colombia, se le tiene como un héroe y una gran estatua preside Cartagena de Indias. Incluso una conocida productora de reportajes de viajes norteamericana se hizo eco de la historia del marino español en el documental dedicado a Colombia. En España. según creo, sólo en su ciudad natal, Pasajes, se le recuerda y, tradicionalmente, uno de los buques en servicio en nuestra Armada lleva el nombre del gran marino.
Por lo demás, con poco o nada se le homenajea.



El Arte de la Guerra y la Estrategia


Estrategias desde la antigüedad hasta el presente explicadas de forma sencilla.

- Cómo vencer sin luchar.
- Estrategas y estratagemas.


Este libro sobre el arte de la guerra y la estrategia le va a ser muy útil porque trata sobre la lucha y el conflicto. Puesto que a lo largo de nuestra existencia
todos entramos en pugna con otras personas, es bueno conocer la estrategia para resolverlos. La estrategia preferible de hacerlo es la negociación, pero no siempre funciona.

Si elige participar en un conflicto, lo mejor es ganar cuanto antes con el mínimo daño propio y a ser posible, del adversario.

Descargar Demo Libro PDF


-???- | -???-